Cómo defender lo indefendible…

Cómo defender lo indefendible… Cuando, te fuiste sin ningún motivo ni explicación a diez días de haberte dado a luz a nuestra hija.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, pese al dolor de aquella decisión radical ibas cada día a verla y me decías que nos amabas que por algo tuviste que tomar ese camino…

Cómo defender lo indefendible… Cuando, te pedí tiempo y espacio para sanar porque estaba en riesgo mi salud mental y lo tomaste tan literal. Que luego debía exigirte que fueras a ver a tu hija.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, no cumplías con tus responsabilidades económicas mientras yo estaba en recuperación física y emocional por el parto y el cambio de vida.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, luego de la humillación de haberme dejado, te exhibiste junto a ella sin importar absolutamente nada ni nadie y pese a ello te abrí la puerta para que fueras padre de mi hija.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, su primera navidad no estuviste presente.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, te desentendiste completamente y la lucha era constante para responder al menos economicamente.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, me dijiste que yo te exigías que vinieras a ver a la bebe y pasar tiempo con ella y me decías que yo lo que quería estar cerca de ti, cuando nunca le dedicaste tiempo en tu día libre para cuando estábamos a tu alcance.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, te pedí ayuda alimenticia para la bebe únicamente, porque me estaban pidiendo la habitación donde estaba porque estaba caída una deuda que no pudiste pagar, y me negaste esa ayuda a través de un escándalo con toda tu familia.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, tome la decisión de irme en brazos de alguien que me brindaba una salida y distancia de tan desagradable situación, gracias a Dios resulto ser un ángel que Dios puso en mi camino. Pero, y si no?

Cómo defender lo indefendible… Cuando, por necesidad y agradecimiento di inicio a una relación la cual no estaba preparada comenzar, tienes idea de como se siente estar en brazos de alguien que no sientes nada. Porque apenas lo conoces, pero debes dejar que todo fluya por el techo bienestar y alimentación de mi hija.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, finalmente crees tener una vida encaminada empiezas a estrechar lazos con esa persona pues su generosidad y humildad ha conquistado y avivado la idea de formar una familia. En la posibilidad de volverme a enamorar y apareces tu nuevamente ahora si como un padre abnegado…

Cómo defender lo indefendible… Cuando, cumplió 1 año nuestra hija tu regalo fue volver a desaparecer esta vez avisando a través de mensaje, informando que te ibas a regresar a tu país y que esperabas que la vida te pudiera reencontrar con ella, y por ende desatender tus inconstantes responsabilidades económicas porque como yo trabajaba no te dejaba ver o llevar a la bebe.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, nos quitaste la idea de una familia de que mi hija creciera con su papi y mami juntos como lo planeamos, y te fuiste. Y ahora que encontramos un nuevo norte apareciste para quitarnos esa posibilidad con alguien más.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, a raíz de tu presencia, fracturo lo que no se había siquiera sembrado. Por miedo a represalias por tu hija. o inseguridad de que volvieras por la familia que habías dejado. Y aun cuando mis palabras y acciones se mantuvieron firmes a no volver atrás, los números no le garantizaban esa tranquilidad a quien para ese entonces era mi pareja.

Cómo defender lo indefendible… Cuando, me toco partir una vez mas, porque lo que quería sembrar no floreció, por obvias razones, esta vez logre llegar a un lugar seguro, regresar a mi tierra, a casa, mis raíces, mi punto de origen. Gracias a Dios por todos los ángeles que estuvieron velando por mi bienestar y el de mi hija.

Hablar de ti sin reproches, es casi misión imposible cuando la fragilidad de mi hija esta expuesta.

A ti que te entregue mi mas puros deseos, mi mayor sueño de vida, por el que tanto espere, y me pregunto tantas veces:

Acaso el hombre no tiene valor…

Acaso el hombre no tiene palabra…

Acaso el hombre no tiene sentimientos…

Acaso el hombre no es el macho alfa, porque debo alcahuetear y quedarme allí adolorida, aguantando por mi hija, permitir el abuso, las humillaciones, la falta de hombría, la cobardía, la miseria humana porque es el padre de mi hija yo debo cargar con esa cruz.

No

Alto

Detente

No lo permito.

No mas.

Yo falle en elegirte a ti, pero hay detalles que no están a la vista de los ojos de una persona enamorada, me deslumbre por alguien que se ocupo en escucharme y en decir lo que justo quería escuchar de alguien, estando en tierras que no conocía, cuanta malicia me falto…

Sin embargo, pese a eso no me hace responsable tus faltas, tus ausencias, cada quien hace su parte y mi consciencia esta tranquila porque pensando en mi hija, te abrí las puertas como padre muchas veces.Y fallaste. Faltaste. Y por los reiteradas oportunidades de rechazo, tome una decisión de excluirte de nuestras vidas.

Y si te perdono, no soy quien para juzgarte.

Y si ha sido un duro proceso, no tiene ni la mayor idea lo que he pasado, lo que he sentido y por cuanto he crecido.

Yo hago mi parte no solo deseando lo mejor de la vida para mi hija, sino construyendo día a día un futuro para ella, proveer su recursos necesarios para su supervivencia. Y brindarles las herramientas que requiera para que lleve una vida feliz.

Y para cuando ella tenga esa necesidad de saber de ti, aquí me tendrá una vez mas, para dar el todo por ella, porque para mi si fue la mejor decisión de mi vida, mi cable a tierra, mi pedacito de cielo, mi pequeño mundo el cual crece a toda carrera si vieras lo que dice, lo que hace, si tan solo hubieses pensado en ella y no en ti. y pues cuando ella lo quiera así, te buscare, entre cielo y tierra para que tu hija pueda verte y poder llenar un poquito esa parte que te falto a ti.

Mientras tanto crece feliz a mi lado, y del cariño de la familia que la acobija, sus abuelitos, su tía, sus primos, protegida y llena de amor cada día. Gracias a DIOS por eso.

Eventualmente esta historia continuará…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s