¡Emocionalmente Conflictivas!

Hace un tiempo atrás reflexionando en el tema de la sensibilidad de la mujer, pude concluir con lo siguiente; basada en mis 15 años de experiencia en el asunto. Somos seres Emocionalmente Conflictivas y me refiero a esto porque no sé si a todas les pasa, pero durante 15 días del mes, mantenemos una batalla interior sensitiva y emocional con nuestro cuerpo debido a la forma de pensar y actuar, este número puede variar según lo que dure el periodo de cada mujer. Para darles una idea a todos, el mes por lo general tiene treinta días, cinco días previo al periodo menstrual tenemos sensaciones de deseo, ansiedad, inquietud, curiosidad y en algunos casos enojos o mal humor, estos últimos síntomas aparecen cuando existen dolencias en nuestro cuerpo como lo son el dolor de cabeza, dolor de vientre o dolor de senos, entre otros que nos impiden disfrutar nuestro ciclo. En esos días es importante amigo, esposo, pareja, novio, rejunte, culito o peor es nada de una mujer que usted ame o le interese, trate de complacerla y consentirla no trate de comprenderla, no pierdan tiempo en ello. Pero si, dedíquense a quererla, valorarla, respetarla hacerla sentir participe en todo, según la voluntad de cada mujer lo permita, el cual varía en los indicios ya mencionados. No con esto, subestimar a los hombres de su ardua labor en tolerarnos (en el caso de los valientes que se quedan y hasta nos malcrían durante esos días) pero si les recomiendo que nos acepten y consideren por todos estos cambios, para mantener una buena comunicación y este proceso no afecte su relación.

thumb-1920-446718.jpg

 

 

 

Luego, sin importar que, como, ni donde, llega nuestra amiga menstrual, mes a mes sin desampararnos, a veces se pierde uno o dos meses y nos aterra (pensamos que estamos embarazadas, caso que solo aplica a quienes compartimos nuestra frutica, aunque curiosamente para quienes no mantienen relaciones sexuales activas, en ese momento en el que no ven llegar la visita se creen la Virgen María y una vez más piensan que están embarazadas, en fin, es un sustico que nos da) volviendo al tema luego vuelve con todo y es sólo entonces, cuando nosotras las chicas nos regocijamos de emoción, ansiosas y felices de recibirla, pero una vez más ésta nos derrumba, en definitiva es una relación un poco difícil de explicar algunas son fieles llegan y se van el tiempo previsto, otras son impuntuales llegan y se van antes o después de lo acordado, pero las peores son las que llegan y se van cuando les da la gana.

Día 1 de la visita: El primer día que llega, si tienes protección no pasa nada hasta que sientes un inevitable bajón que sientes que todos ven como ocurre, entonces vas al baño confirmas la teoría y le das la bienvenida. En caso de no tener protección algunas chicas les ocurren que se manchan, sin previo aviso nuestra amiga quiere como comunicarle al mundo entero que está de visita por estos lares y es entonces cuando la vergüenza de habernos ensuciado delante de todos nos embarga. Por otro lado también hay casos en donde ésta es educada y avisa mediante señales diciendo que está por llegar, increíblemente el cuerpo te avisa y te dice ve al baño, si estas muy ocupada la ignoras por un tiempo que en realidad son algunos 3 minutos y el cuerpo te vuelve a avisar que debes ir al baño y es cuando empiezan unas ganas de hacer del uno (hacer pipí, ir a orinar) incontrolables y sientes que te harás en la silla o en donde estés, entonces corres al baño dejas todo botado (incluyendo la toalla de protección) te sientas en el inodoro y taran es tu amiga mensual y antes de darle la bienvenida llamas a una amiga para que te pase la cartera o te preste una toalla diaria.

 

La bienvenida la ves, la sientes y comienza el proceso de caos en nuestro cuerpo con un escalofrío donde tienes sensaciones de frio y calor, dolor de vientre, cabeza, senos, en fin, afloran tus dolencias en su máxima expresión con el único fin de que no olvides la fecha que le toca llegar y estés preparada para recibirla.

 

En fin, amigos, esto es serio señores mes a mes nuestro cuerpo experimenta cambios complejos que por la continuidad se vuelven normales o sin importancia, pero lo cierto es que en este proceso percibimos como nuestro cuerpo se deshace de sangre, tejidos y otros fluidos, los cuales salen por la vagina, durante un promedio de entre tres y siete días.

Somos Felices y otras veces no tanto, pero siendo Emocionalmente Conflictivas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s